Ser Mujer

Imagen: 

¿Te has preguntado qué significa Ser Mujer? ¿Para ti el Día Internacional de la Mujer es motivo de celebración o de reflexión? ¿Conoces el origen del Día Internacional de la Mujer? Te invito a leer estas líneas…

A principios del siglo veinte, en Nueva York, se suscita un incendio en donde varias mujeres trabajadoras pierden la vida debido a las precarias condiciones en las que laboraban, y este evento marca el comienzo de la lucha de las mujeres en muchos países en aras de mejores condiciones laborales y respeto a su integridad y a sus derechos. Finalmente la ONU, en el año de 1975, declara el 8 de Marzo como el Día Internacional de la Mujer y dos años más tarde lo instituye como el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Este día más que una celebración, es la conmemoración del esfuerzo de las mujeres por lograr que se reconozca su derecho al voto, al trabajo, a la formación profesional, al desempeño en cargos públicos, a la no discriminación laboral, la no violencia de género, al respeto y desarrollo integro de su persona. Año tras año esta fecha propicia la recapitulación de los logros alcanzados y de lo mucho que resta por hacer en este tema.

La manera en que la mujer ha ido incursionando e influido en los diversos ámbitos de la vida y la sociedad es tan diversa y ha pasado por tantas situaciones, que en esta época es difícil generalizar acerca de su condición, desde la perspectiva de género, por lo que me permitiré compartir mi experiencia personal al respecto.

Tengo la fortuna de contar con la presencia de mi Madre, ella se dedicó exclusivamente a las labores del hogar y a la educación de mi hermano y mía; reconozco su inteligencia, dedicación, responsabilidad y compromiso en todo lo que hace; su gran habilidad al administrar los recursos del hogar; su apoyo incondicional y fortaleza; su carácter y temple cuando la ocasión lo amerita; al mismo tiempo su amor y ternura al expresar su cariño y reconfortarnos cuando lo hemos necesitado. Mi mamá es una mujer a la que admiro mucho, influye en los demás de manera positiva, con una gran capacidad de adaptación pero sobre todo ha sabido vivir su vida más allá del tema del rol de género, encontrando la manera de aportar siempre algo valioso en la vida de los demás y desde su posición ha demostrado ser una gran mujer.

Personalmente, he tenido la oportunidad de prepararme profesionalmente y trabajar en lo que yo he decidido; junto con mi esposo hemos formado una familia, tenemos una hija de 19 años a quien he educado y acompañado el mayor tiempo posible, mi trabajo me ha permitido abrir los espacios para ello; en los últimos años regresé a la universidad a estudiar un posgrado y elegí incursionar en el ámbito del Desarrollo Humano como una segunda carrera  en la cual he podido realizarme como persona a través de mi propósito de vida; estoy agradecida por las muchas oportunidades que he tenido para desarrollarme como persona y como profesional.

El significado de Ser Mujer conlleva un cúmulo de ingredientes como la sensibilidad, la intuición, la inteligencia, la determinación y la convicción para experimentar lo que la vida ofrece cada día; la posibilidad de compartir una relación de pareja; la maravilla de albergar el milagro de la vida y experimentar el nacimiento de un hijo. Desde mi experiencia, Ser Mujer ha sido una oportunidad de crecimiento y es un motivo de orgullo.

Se es Mujer siendo Mujer en cualquier ámbito, condición o situación, siempre con la posibilidad de engendrar amor y respeto a la vida en cada una de las acciones que realizamos, como hijas, hermanas, madres, estudiantes, profesionistas, educadoras, emprendedoras, amigas, en la pareja o en la soltería, en tiempos difíciles y de austeridad o en épocas de alegría y abundancia.

Más allá de los roles que marca o impone la sociedad, la existencia de hombres y mujeres es digna de celebración; cada quien desde su espacio y su condición, contribuye a conformar nuestra actual sociedad; con sus historias de vida, desde sus diversas perspectivas y enfoques, desde las distintas culturas y credos políticos o religiosos.

Estoy convencida de que cada persona, hombre o mujer, tiene un toque de divinidad en su interior. Cada persona posee esa luz que puede llegar a iluminar el propio sendero y, por supuesto, a quienes la acompañan en él a lo largo de su vida. Y ese toque de divinidad merece respeto a su dignidad y reconocimiento a su grandeza y su potencial.

Agradezco profundamente el honor y el privilegio de Ser Mujer.

Con todo cariño: Adriana Gtz. G.

Añadir nuevo comentario