Blog

Luna Llena en Año Nuevo

Imagen: 

Este año nos regala sus últimos momentos y nos prepara para recibir el año nuevo ¿Te sientes feliz? ¿Te sientes triste? ¿Estás satisfecho con tus logros? ¿Terminaste una relación de amistad, de pareja o laboral? ¿Estás motivado para iniciar un nuevo ciclo? ¿Experimentas miedo e incertidumbre? Sea cual sea tu sentir, te dedico estas líneas…

Comienzo citando una frase que se le atribuye a Heráclito: “Lo único constante es el cambio” ya que me parece una pauta para ampliar nuestra mirada ante los sucesos que experimentamos en nuestro día a día. En cada expresión del orden natural podemos observar la evidencia de ello,  ninguna nube se dibuja de la misma manera en el cielo; ningún ser vivo es exactamente igual a otro; el agua que corre en los ríos o se mece al ritmo de las olas del mar, no volverá a pasar por el mismo lugar; nunca una ráfaga de viento volverá a sacudir de la misma manera nuestro cabello al caminar; jamás el mismo rayo de sol se volverá posar en la faz de la tierra; todo en el universo está en constante movimiento y por tanto en constante cambio.

La naturaleza encuentra cada día diferentes formas para manifestarse y así completar su misión impecablemente: cambios de estación, migración de especies, ciclo de la vida, etc. Solo basta que nos detengamos y observemos ese gran ejemplo de desapego y aceptación que está presente en todo momento.

Deseo desde el corazón de mi corazón, que este año nuevo evoques la valentía que hay en ti para experimentar los sucesos de la vida con aceptación de lo que Es y con curiosidad para descubrir diferentes perspectivas que te permitan observar de manera distinta cada situación.

Que cultives la atención no a lo que sucede, si no a lo que sientes cuando algo sucede; para que recuerdes que siempre cuentas contigo mismo para acompañarte en la alegría, en la tristeza, en el enojo, en la frustración, etc. abrazándote compasiva y amorosamente; conectando con tu voz interior para que desde tu paz escuches el mensaje que la emoción te trae para actuar desde la responsabilidad y no desde la reactividad.

Que el agradecimiento sea la vía de conexión contigo mismo y con los demás, para que cuando la vida te presente pruebas dolorosas o retadoras, éstas te nutran de nuevos aprendizajes fortaleciendo tu templanza; para que cuando experimentes momentos extraordinarios los compartas con los demás a través de tu entrega y servicio.

Que a través de la comprensión y el discernimiento prefieras cultivar la integración y el entendimiento antes que el rechazo a distintas posturas o formas de experimentar la vida; ampliando tu perspectiva a nuevos modelos de convivencia que te permitan relacionarte de manera sana y armoniosa contigo mismo y con los demás en las diferentes dimensiones de tu entorno.

Que recuerdes el propósito profundo de tu existencia y que éste sea el faro que te guie en todo momento en tu camino con corazón hacia el logro de tus valiosos anhelos y la reconciliación con tu libertad.

Que hoy te tomes unos minutos para observar la Luna Llena y notar que así de brillante y enorme es tu Ser, lleno de talentos, de experiencias y de recursos; que al igual que la Luna mañana no te verás igual, sin embargo estás aquí con tus luces y tus sombras integrando en ti un Ser maravilloso y completo, listo para experimentar con templanza y disfrutar con plenitud las diferentes fases de la vida protegido siempre por el infinito amor del universo.

¡Feliz año nuevo! Que la salud, la prosperidad y la dicha moren en tu Ser cada uno de tus días. Que la paz y la armonía aniden en tu corazón en cada momento de tu valiosa o hermosa existencia.

Con todo Cariño

Adriana Gtz. G.

Comentarios

Añadir nuevo comentario